¿Quieres saber cómo iniciarte en el hábito de la lectura? o ¿ Cómo hacer que tu hijo disfrute leyendo? Aquí te doy algunos tips que te pueden ayudar:

– La voluntad: Primero que nada, no puedes obligar a nadie en la lectura. Esto no se puede forzar. Si eres de esas madres que va insistiéndole a su hijo todos los días que deje los videojuegos y se ponga a leer, olvídalo, no funcionará. Uno tiene que empezar por interés propio, curiosidad o porque un libro te llamó la atención. ¿Cómo fue en mi caso? Estaba en el colegio a los 11 años y vi a una amiga leyendo un libro sobre magos. Ella se veía súper interesante con su libro en las manos y el tema me llamó la atención. Se lo comenté a mi mamá casualmente y ella inmediatamente me compró los cuatro primeros libros de Harry Potter. Me demoré 4 años en leerlos, pero lo que cuenta es que los leí y desde ahí no paro.

– El tema:  En este primer punto quiero eliminar el mito de que hay gente a la que no le gusta leer. Yo soy una fiel creyente de que a todos les gusta leer. Si, a todos. Entonces, ¿por qué no todos leen? Pues porque tienes que encontrar ese primer libro que te enganche y te deje con ganas de más. No a todos nos gusta el mismo tipo de lectura y para agarrar el hábito tienes que encontrar aquel que realmente te interese. Piensa en qué tema o tipo de libro te gustaría, pueden ser novelas en contextos actuales, contextos históricos, de época, fantasía, aventura, suspenso, filosóficos, académicos, etc.

– El autor: Pensar en el autor es tan importante como pensar en la trama de la novela. Pueden haber libros con historias espectaculares, pero si no te gusta cómo escribe el autor, jamás te engancharás. Por lo tanto, si conoces algún autor que te guste, o te han referido, cualquier de sus trabajos será una buena opción.

– El tiempo: La literatura y la forma de escribir han ido cambiando a través de los años. Mientras más antiguo sea el libro, más compleja será su lírica. Por lo tanto, no te mandes de golpe con clásicos como “Orgullo y Prejuicio”, “Los Miserables”, o “Crimen y Castigo”. Anda poco a poco y busca libros que no solo sean actuales, sino que también estén ambientados en la actualidad.

– El inicio de un libro:  Lo más difícil e importante es empezar. Para empezar un libro nuevo tienes que asegurarte de estar en un ambiente que no te distraiga y donde no tengas que cortar la lectura a la primera página. Esto es de vital importancia porque si no te enganchaste con la historia la primera vez, entonces no querrás retomar la lectura y preferirás hacer otras cosas. En cambio, si el primer día lees lo suficiente como para querer saber más de la historia, felicitaciones, podrás leer en cualquier lugar, momento o situación.

¡Espero que estos consejos te sirvan para convertirte en un lector apasionado! Te espero en mi sección de “Recomendados” para que elijas tu primer libro.

Categorías: Artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *