ME GUSTABAN TODAS

Me gustaban todas, en esa debilidad humana que desea lo que no puede tener. Hermosas y feas, absurdas y cultas. Todas en esa casa de muñecas en las que todas cobraban vida y estaban dispuestas.
Me gustan todas, jóvenes y añosas, delgadas y obesas.
Muñecas sin nombre que nunca preguntan.
Pero una se detuvo un instante más de lo acordado, me miró como nunca me han mirado, haciendo que sintiera lo que ninguna antes me había hecho sentir.
Me gustaban todas las de la casa de muñecas, las de aquí y las extranjeras, las pequeñas y las enormes… Pero después de que ella me mirase no pude volver a estar con ninguna otra.
Ella me sustrajo de ese embrujo, hizo de mi un monogamo convencional, un novio, un esposo.
Me gustaban todas….

El autor no ha introducido contenido.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 4.7)

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NEWSLETTER

    Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe un mini relato mensual.

    ¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad.